Queremos homenajear a todas esas mujeres que son madres, que trabajan dentro y fuera de casa e incluso todo el día. A las solteras, a las comprometidas con sus vidas y con las de otros, a todas y cada una de ellas con lo mejor que sabemos hacer. Brindaros una serie de consejos para que estéis preciosas en esta época del año y ya de paso para el resto del 2018.

La belleza está en el interior
Parece un tópico, pero hay investigaciones que demuestran que la felicidad nos embellece. Nos da una tranquilidad que nos hace dormir mejor y es por ello que nuestro cutis se resiente menos. El rictus del rostro adopta una sonrisa que potencia los rasgos hacia la parte superior sin crearnos estas arrugas caídas que no favorecen nada. Y si además de ello nos ponemos unos bonitos pendientes nadie se resistirá a decirnos: “Oye chica, ¡Qué guapa estás!”

Las plumas
Está claro que un abrigo de plumas o de pelo no es asequible para todos los bolsillos, pero para ello podemos acceder al pelo sintético. Por dos razones: la primera, porque queda igual de hermoso y da el pego respecto al pelo natural; y en segundo lugar, porque no contribuiremos a todo lo que envuelve al tema animal y la especie. El peluche vuelve con más fuerza que nunca, es un salvavidas para el duro invierno y es tendencia, que no falte en cualquiera de tus outfit. Este rosita además te combinará con todo lo que lleves y te dará muchísima luz en la cara.

Colores alegres
Este es el momento para rescatar el rojo del armario. Un color tan favorecedor que podremos llevar tanto en calzado, pantalones, complementos, abrigos y jersey. Si no contáis con ello, !no os preocupéis! El granate es un sustitutivo fantástico y además es tendencia. En este bolso con detalle escorpión te lo mostramos. Combina con absolutamente todo lo que tengas en tu armario.

Sombreros
Sé que da muchísimo pudor salir con un sombrero por la calle. Pero tenemos que empezar a romper tabúes y vergüenzas. Esta es una época perfecta para aprovechar el tirón. Ponte el mundo por montera y elige un sombrero discreto con el que sientas que no vas disfrazada. Son tendencia absoluta, da un toque muy chic aunque vayas de la manera más casual que quieras.

Bufandas
Aprovecha el frio para mezclar todos los elementos mencionados anteriormente en un único complemento. Una bufanda colorida y pomposa hará las delicias en tu rostro embelleciéndolo y llenándolo de luz. Por más gris que veas tu armario o el día, este accesorio hará que salga el arcoíris allá por donde vayas.

Seamos felices y guapas tanto por dentro como por fuera. Verás cómo nuestro entorno actúa en consecuencia. Y aunque cuidarse de dentro para fuera es lo ideal, no olvidemos que el orden de factores no altera el producto.