No es raro que sucumbamos a las últimas tendencias. A menudo nos sorprendemos diciendo que no vestiremos esto o lo otro, pero solo es cuestión de tiempo acabar haciéndolo. Ya pasó con los pantalones campana, con los dorados o los brillos y más tarde con los pitillo.  Lo cierto es que solo tenemos que echar mano de fotografías para dar fe que estoy en lo cierto con esto.

El caso es que no hay nada nuevo, o al menos eso es lo que repiten los expertos. Tal vez por ello, lo que está realmente de moda es reciclarse.  Esta primavera -verano nos vamos a encontrar con las últimas tendencias que no van a pedirnos que renovemos nuestro fondo de armario, sino que rebusquemos en él.

eduardoSolo tienes que seguir estas cinco que te citamos:

  1. El verde militar en toda su gama cromática vuelve a la carga. Eso sí, ligeramente más suave de a lo que venimos acostumbradas y con un toque novedoso en la aplicación de complementos como cinturones, bisutería, bolsos y calzados de estética mucho más natural y con un punto étnico y/o hippy.
  2. Los cortes asimétricos y los volantes. Hemos visto cortes rectos y neutros hasta la saciedad y ahora es el turno de este tipo de construcción que juegue con los volúmenes y la totalidad libremente. Un toque femenino y arriesgado al que tanto las marcas como las influencers no han podido resistirse. Bajo la premisa de menos es más, en esta ocasión los papeles se invierten potenciando la sensualidad en escotes asimétricos y hombros al descubierto. Lo mismo da si hablamos de vestidos, pantalones, tees, cazadoras… El caso es que mientras te guste y esto se aplique, será todo un acierto.
  3. El estilo boyfriend. Si creías que la ropa de hombre no estaba reñida con la feminidad estás más que equivocada. Cuélate en el vestidor de tu padre, de tu hermano o de tu novio y robales su camisa o sus jeans del armario. No solo te dará la opción de ir a la última sino que es un recurso estupendo cuando no quieres gastar.
  4. Que no te falte rock. Las chupas de cuero, camisetas, los botines e incluso sandalias serán víctimas de esta moda. Y no necesariamente en color negro. Chupas de cuero en color nude o colores más vivos para el verano, tachuelas tanto doradas como plateadas, complementos de bisutería y bolsos de lo más punk. Todo esto es necesario si quieres ir a la última esta primavera – verano.
  5. Superponte a todo. Como te decía antes, eso de menos es más ya ha quedado en el olvido. Póntelo todo. Un suéter debajo de un mono, una camiseta bajo un vestido de tiras… Y es que la aparente fusión de prendas en un mismo conjunto es un exitazo asegurado.

Por último, no te olvides de ti. De ser fiel a ti misma y a tu estilo. Haz que las tendencias se adapten a ti y no al revés, porque sin duda ese es el mayor éxito de estilo que pueda haber.