¿Eres un apasionado de la cultura del lejano oriente? Sin lugar a dudas Japón no es un país para todos los bolsillos, pero existen una serie de trucos para poder recorrer la isla de Godzilla, del manga y del origami a bajo coste.

Transporte

En primer lugar, el vuelo. Japón puede ser uno de los destinos más caros debido a su lejana distancia, pero con una buena preparación y adelantándose varios meses al viaje, es posible encontrar grandes ofertas de ida y vuelta a precios muy asequibles. Una vez allí, existen diferentes tarjetas para turistas que permiten hacer viajes ilimitados en tren durante 7, 14 o 21 días. El Japan Rail Pass o el Kintetsu Rail Pass son dos ejemplos, pero existe una opción relativamente popular para todo turista: el viaje a dedo. En Japón no es nada extraño que los viajeros lo hagan e incluso es habitual ver a los propios jóvenes japoneses hacerlo. Eso sí, mejor realizarlo de estación de servicio a estación de servicio y evitar así grandes esperas en la carretera.

Alojamiento

capsula_hotelLos dormitorios en hostales, sin ser excesivamente caros, pueden ser demasiado para los viajeros que buscan otro tipo de aventura. Para ellos existen unas cuantas alternativas. Por un lado los hoteles cápsula, una experiencia muy japonesa en la que en escasos dos metros puedes pasar una noche muy apretada. Eso sí, antes de ir asegúrate que en ellos aceptan mujeres, ya que muchos no lo hacen, al igual que gente con tatuaje, asociada a la yakuza (mafia japonesa). Y por otro, los campings gratuitos. Japón destaca por sus lugares de acampada a lo largo de la isla, algunos son de pago pero otros completamente gratuitos. La página web www.hatinosu.net muestra en un mapa todos los campings del país indicando cuales son gratis y cuáles no. En muchos de ellos ceden gratuitamente una plaza a cambio de algún trabajo. La propuesta más arriesgada (y poco aconsejable) es la de dormir en los McDonalds’ y KFC 24 horas. Puede parecer extraño, pero es habitual ver durante la noche en ellos a empleados de oficina y estudiantes durmiendo. Y es que muchas veces estos quedan atrapados en las grandes ciudades ya que trabajan hasta tarde y los trenes que les llevan fuera de la ciudad ya han cerrado.

Comida

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERAEl supermercado Aeon, que se puede encontrar en cualquier municipio japonés, cuenta con productos baratos y habituales de nuestro menú, y puede ser una alternativa económica para alimentarse. Encontrar bocadillos tradicionales en ellos es muy habitual, pero si buscas prepararte comidas low cost y propias del país japonés aquí van algunas ideas: las bandejas preparadas de sushi, los onogiris (triangulitos de arroz rellenos de alga), los fideos de curry, las croquetas de todo tipo, las bananas y las sandías (las cuadradas son geniales, pero mucho más caras) son piezas baratas que podrás encontrar en cualquier lugar.