El frío invierno se despide y a su vez también decimos adiós a frías actividades como el esquí, el esquí de fondo, el snowboard, etc. Aunque nos dé lástima aparcar los esquís, llega la primavera, otra estación maravillosa, y con ella un variedad brutal de actividades.

rafting¿Eres de los de hacen ejercicio al aire libre? ¡Es tu momento! El momento de disfrutar del deshielo, de vivir la fuerza del río de la montaña  en su estado más puro y salvaje. Gozarás del privilegio de practicar actividades multiaventura.

El rafting es una de ellas. Es diversión, emoción, sensaciones e incluso, muchas risas. Es una aventura para gozar en las aguas bravas.  Las balsas de rafting descienden al ritmo de las olas, entre la espuma y los salpicones de los rápidos. Es la actividad ‘estrella’ de la primavera y del comienzo de la Semana Santa, ideal para disfrutar en grupo o incluso de manera individual.

Otra de las actividades más divertidas y más completas es el hidrospeed. Mantienes un contacto directo con el agua y las emociones están más que aseguradas. Es preciso llevar un traje diseñado y reforzado, un hidro entre las manos y unas aletas para propulsarse. Tres claves para disfrutar de la intensa bajada del río y sobre todo, sintiéndote parte de él. Es el deporte perfecto para los que buscan adrenalina y sensaciones fuertes.

Para esta última práctica, debes ser suficientemente valiente y dejar aparcados todos tus miedos. El descenso de cañones consiste en bajar las cabeceras de los ríos, andando, saltando, descendiendo por toboganes de agua, incluso venciendo diferentes obstáculos naturales. Eso sí, además de practicar ejercicio físico, tendrás el privilegio de gozar de unos parajes alucinantes.

Existen otras tantas actividades del estilo para practicarlas al aire libre. Además, se acerca también la Semana Santa. Si tienes días disponibles y te gusta la adrenalina, las sensaciones fuertes y la naturaleza, estas son tus mejores opciones para disfrutar del deporte en esta próxima primavera.