Empezaron comprándosela a los hijos y acabó por ser un accesorio de moda para muchos padres y madres. Una mochila creada en Escandinavia para evitar los dolores de espalda de los peques es objeto de deseo de blogueras… Y de todos.

DSC_0439Es difícil pasear por la calle sin encontrar a alguien que tenga una. Si tienes un amigo nórdico seguro que todavía conserva la suya del colegio, y es que una de las características de las Kanken es su durabilidad. Es decir, que si bien su precio es elevado –en general no bajan de los 80 euros-, es un coste que a largo plazo merece la pena. Todos coinciden también en cómo siempre caben más cosas de las que parece. Sus bolsillos laterales abarcan, según se lee en la blogosfera, desde un paraguas plegable hasta una botella de agua de medio litro. Y en la parte central te caben de sobra tus cuadernos o notebooks. Los suecos cuidan las suyas con mucho cariño. Empezaron comercializándose allá por 1978 ya que un alto porcentaje de la población, que caminaba al trabajo, se quejaba de dolores de espalda y, como anécdota curiosa, se lanzaron con la colaboración de la federación sueca de Boy Scouts.

Y seguramente otra de las características por las que esta mochila pasea sin complejos por el olimpo de la moda sea… que no es solo una mochila. Las muy oportunamente pensadas asas superiores permiten llevarla a modo de bolso. Las Kanken, creadas por la firma sueca Fjällräven, como buen producto de este país, gustan a todos por su sencillez, por su variedad de colores y por su funcionalidad. Porque pegan con todo y con todos, vaya. Y porque están diseñadas también para soportar lluvia y nieve, con lo cual no vienen nada mal para el tiempo que se nos avecina. Para que los peques lleven el almuerzo al colegio la mochila de tamaño mini es perfecta, y para los adultos, según nuestras necesidades, tenemos diferentes variedades según los tamaños de nuestros ordenadores portátiles. Las que tendemos a llevar toda la vida metida en el bolso podemos tirar con los tamaños maxi o big. La variedad realmente impresiona.