Donostiarra de madre portuguesa, lisboeta de adopción y absolutamente reconocible por atreverse a cantar fados en castellano, haciendo gala de una elegante sencillez. En noviembre la tuvimos girando por diversas localidades guipuzcoanas. Hora de preguntarle cómo distrae el estómago entre tanto ajetreo.

  • ¿Qué come antes de un concierto? ¿Y después?
  • El día del concierto intento comer algo que me de energía pero que no sea muy pesado. Tres horas antes de cantar no como nada. Bebo mucha agua y punto. Cantar con el estómago lleno es realmente incómodo y lo que hago es compensarlo con la cena, si es posible con algún caprichito.
  • ¿Hay alguna comida que no probaría ni muerta de hambre?

    -

    Foto: Ainara Garcia

  • Muerta de hambre seguro que comería cualquier, pero insectos, casquería, manitas de cerdo… Solo de pensarlo me pongo mala.
  • ¿Alguna gastronomía del mundo que le encante?
  • Principalmente la nuestra y concretamente la del norte. Sumo la portuguesa y griega, aunque reconozco que la japonesa también me fascina. Aprecio la francesa y me encantaría conocer mejor la peruana.
  • ¿Cuál es el mejor sitio en el que ha comido jamás?
  • En casa, acompañada de las personas que más quiero. Ese es, sin duda, el mejor restaurante del mundo.
  • ¿Es una buena cocinillas? ¿Hay algún plato que ha intentado hacer pero se le resista?
  • Se me da bien la cocina pero no tengo mucha paciencia y trato de hacer cosas muy sencillas y sanas. El secreto está en saber hacer la compra e invertir en buena materia prima. Reconozco que hay algo que se me resiste. Hacer una buena paella es prácticamente imposible.
  • ¿Suele hacer la compra en grandes superficies o pequeño comercio local?
  • La alimentación en pequeños comercios, especializados y con producto bien fresco. Soy de las que compra una cosa aquí y otra allí. ¡No acabo nunca! En el caso de las frutas y verduras compro casi todo ecológico.
  • ¿Qué desayuna normalmente?
  • Primero mi vaso de agua con zumo de limón y la dosis diaria de jalea real para tener las defensas a tope. Soy cantante y tengo que cuidarme mucho. Después frutos secos, en especial nueces o almendras y una tostada de pan con un buen aceite de oliva virgen acompañada de café con bebida de arroz o avena.
  • ¿Algún capricho culinario que se permita fuera de la temporada de más actividad?
  • Soy partidaria de acompañar cualquier plato con un buen vino. Ese es mi capricho cuando la agenda me lo permite.
  • Merienda, ¿sí o no?
  • Merienda siempre, así en el día a día la cena puede ser más ligera para facilitar el descanso.