DISMINUCIÓN DE LA NUBOSIDAD POR LA TARDE Y TEMPERATURAS SIN CAMBIOS

Foto: Juan Herrero (Efe)

Si hay alguna zona en Donostia que ha mutado en el plano gastronómico en los últimos tres años, esa zona es Gros. Su panorama urbano ha cambiado desde hace 20 años con la “creación” de la playa de la Zurriola y la construcción del antaño denostado, y hoy querido, palacio de congresos Kursaal.

Una de las últimas puntillas ha sido el relativo el de la manduca. ¿Por qué? Pues básicamente porque han surgido propuestas que han ido más allá de los pintxos; que están muy bien, pero no sólo de ellos vive el ser humano.

Vamos con un repaso de lo que ha acontecido en tiempo recientes.

Gerald’s Bar: Estamos ante la típica conexión Melbourne (Australia) y Gros. Como todo el mundo sabe, un australiano puede tener muchas probabilidades de quedarse a vivir en Donostia. Normalmente suele ser por el surf, pero en este caso la embajada es por la gastronomía. Internacional adaptado a lo local, y lo local a lo internacional. Entre Gerald, Carlos y Bella han conseguido que sea un sitio cómodo, con gusto, donde se come muy rico y donde el cambio es la norma de la casa. C/ Iparragirre, 13.

Mala Gissona Beer House: El boom de las cervezas artesanas de los últimos cuatro años, está cuajando con una segunda etapa en la que los elaboradores están dando el salto a abrir sus propios garitos. Mala Gissona, que destacada por sus cervezas bien pensadas y perfectamente elaboradas, se ha lanzado a la calle Zabaleta acompañado de una cocina de picoteo, raciones y burguers que están deliciosas. C/ Zabaleta, 53.

Belgrado: Han tenido que ser Ainhoa y Ana, fundadoras del bar Koh Tao, las que han dado con la tecla de activar un local como el actual Belgrado. “Denetik un poco” es su lema. Y así es, gastronomía propia, zona de quesos, txoko de vinos, moda… Un local amplio, dinámico, con zonas difeentes…y ya un punto de encuentro para tomar algo a cualquier hora del día. Un local multitasking que está funcionando. Avenida de Navarra, 2.

Essencia: Dani Corman lleva muchos años iluminando a los donostiarras con su pasión por los vinos, pero hace no mucho dio el salto con el nuevo local que añade la oferta de bar y restaurante. Una selección muy cuidada de productos que van como la seda con toda la variedad de los vinos que ofrece. Sigue con sus catas, así que lo interesados, ya sabéis. C/ Zabaleta, 42.

Sakona: Ya hablamos anteriormente en STYLO sobre Sakona. La cafetería de Donostia en estos momentos. Otros productores, en este caso tostadores, que han dado un paso hacia adelante, y abren su embajada para llegar directamente al cliente. La mejor selección de café, tostado por uno mismo, y siendo servido por baristas profesionales y de reconocimiento internacional. Un decoración agradable, hace de Sakona ese lugar al que volver de manera continua. Paseo Ramón María Lili, 2.

Además de proyectos con muchos años de rodaje y bien asentados, estos cinco ejemplos citados, son heraldo de más proyectos que están a punto de aterrizar en el barrio de Gros. Seguiremos informando.