¿Quieres probar nuevas prácticas deportivas? El gimnasio siempre estará ahí, pero con el buen tiempo también podemos ejercitar el cuerpo con otras disciplinas. En este caso, he querido mencionar tres, por supuesto, todas relacionadas con el agua. Estas actividades te convertirán en la atracción del agua, y de gustarte, incluso podrían convertirse en tu nuevo modo de vida. Adrenalina, vértigo, acción y un poco de locura para vivir la temporada estival a pleno.

Una de las disciplinas estrella de la temporada es el Flyboard. Nos permite nadar a mucha velocidad por debajo del agua y además volar sobre el nivel del mar con la fisionomía de Ironman. Se suele prácticar durante quince minutos y es preciso estar en buen estado físico y no tener problemas cardíacos. Los expertos que saben manejarlo pueden estar hasta 30 minutos volando sobre el mar. ¡Hay que vivirlo para contarlo!

SUDÁFRICA KITESURFEl KiteSurf, otro de los deportes acuáticos más de moda. Destaca por la adrenalina que se suelta en su práctica y porque no puede realizarlo cualquier novato. Es importante hacer varias clases solo de manejo. Eso sí, una vez que lo controlas, no lo cambias por ningún otro deporte. Para realizarlo es necesaria una cometa de tracción que se sujeta a nuestro cuerpo a través de un arnés con dos o cuatro poleas y una tabla tipo Wakeboard. Si el nivel de exigencia es alto, es preciso llevar un casco, chaleco salvavidas y un traje de neopreno, ya que hay que alejarse muchos metros de la orilla para sentir su intensidad en vivo y en directo. ¡Una gloria acuática!

Ya mencionado anteriormente, el Wakeboard podría definirse como el hijo entre en Esquí Acuático y el Snowboard. Es el deporte que llega al extremo del todo. Ofrece vértigo y una alucinante adrenalina en el momento que la lancha acelera. Para los novatos es complicado mantenerse de pie, pero para aquellos intrépidos experimentados en desafiar al agua, sus saltos se los considera el súmmum del éxtasis. Como en cualquier deporte de agua con tablas, es importante el peso del protagonista, las condiciones del agua, el tamaño de la tabla y la experiencia que se tenga. ¡Una experiencia brutal!